Matrimonio a prueba de criticas

La Biblia dice en Números 12: 1 María y Aarón hablaron contra Moisés a causa de la mujer cusita que había tomado; porque él había tomado mujer cusita.

El matrimonio de Moisés y una mujer cusita incómodo seriamente a sus dos hermanos: María y Aarón. La razón: la encontramos tal vez en el origen de esta mujer. El hecho de que un solo verso repita en dos ocasiones que era “una mujer cusita” resulta sintomático e indicativo de la molestia de los hermanos del gran legislador de Israel.

La palabra cusita, además de indicar el origen de la esposa de Moisés, indicaba claramente al tez de su piel: ella era una mujer de tez oscura y muy probablemente ese fue el gran enfado de sus parientes. Por qué Moisés había tomando una consorte con esas características si bien podía haber escogido a alguien distinto.

Para la familia de Moisés la esposa que escogió fue una equivocación y se dedicaron a hablar mal de su hermano, lo que nos permite concluir que en ocasiones una de las grandes dificultades que enfrentan los matrimonios es precisamente con sus seres queridos que a veces no ven con buenos ojos la decisión que han tomado para hacer su vida en pareja.

Es un hecho innegable que los matrimonios se abren paso entre muchos obstáculos y en el verso que hoy meditamos encontramos uno de esos problemas: la familia. La nuera se ve de pronto confrontada por su suegra y cuñadas y el yerno se ve sometido a duras críticas por parte de los suegros y los cuñados.

Es entonces cuando la pareja debe sostenerse y apoyarse mutuamente para demostrar a todos que su amor está por encima de las críticas. Que el cariño que se profesan puede trascender las más severas críticas y que la decisión de vivir juntos va más allá de lo que diga o piense su familia.

No siempre sucede así, porque a veces la familia recibe con beneplácito al nuevo integrante ya sea el esposo o la esposa, pero en más de una ocasiones, los parientes de los consortes suelen ser muy duros por la clase de esposo o esposa que ha llegado a formar parte de su clan.

Un matrimonio debe estar consciente que en algunos casos su relación será sometida al fuego de los señalamientos y el esposo o la esposa deben ser lo suficientemente sabios para sobrellevar una crisis de ese tamaño. Con comunicación y dialogo, pero sobre todo con la convicción que se han unido por amor podrán sortear efectivamente una situación así.

La familia y la que no es familia siempre tendrán sus opiniones y los conyugues deben ser lo suficientemente maduros para entre sacar lo bueno de todo lo que se diga de ellos y evitar a toda costa tomar partido por su familia porque si lo hace condena su relación al naufragio del que muchas veces su familia ni siquiera le tenderá la mano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: