Las avispas

La Biblia dice en Josué 24: 12 Y envié delante de vosotros tábanos, los cuales los arrojaron de delante de vosotros, esto es, a los dos reyes de los amorreos; no con tu espada, ni con tu arco.

La expresión “tábanos” se traduce en otras versiones como avispas. Algunos comentaristas piensan que el verso no se debe tomar literal, es decir, esos insectos deben ser vistos como símbolo del ejército de Egipto. Algunos otros creen que debe tomarse como una alegoría del pánico que invadió a los cananeos ante la presencia de los hebreos en sus contornos.

De acuerdo a los rabinos el término avispas “señala una especie de insecto volador, el cual los hería en los ojos e inyectaba veneno en ellos, a resultado de los cual morían.” Reconocen que el término hebreo “tzirá” que las versiones traducen como tábanos o avispas, es solamente aproximada. Se ignora la especie exacta de insecto a que el versículo se refiere. Pero definitivamente fueron insectos.  

Soy partidario de que son avispas las que arrojaron a los reyes amorreos porque Dios tiene el poder para multiplicar seres vivos como lo demostró una y otra vez con las diez plagas que mandó a Egipto para ratificar que en su mano esta el equilibrio de la creación y cuando una clase de criatura se multiplica sin control es sumamente destructiva.

Recién leí en un medio de comunicación colombiano que hace treinta años el narcotraficante Pablo Escobar Gaviria llevó a esa nación cuatro hipopótamos y hoy son 60, pero en los próximos años pueden llegar a ser cientos o miles y eso pone en peligro el ecosistema donde habitan.

Y eso que los hipopótamos difieren enormemente a los insectos. Miles de insectos se reprodujeron para arrojar a los pueblos cananitas para enseñarnos que Dios se vale de los más variados y diversos métodos para castigar a los enemigos del pueblo de Dios. Para él nada es imposible.

Pero no solo los métodos de Dios se ponen de manifiesto con las avispas, también nos muestra claramente que un insecto por más insignificante que parezca multiplicado en miles se convierte en un grave dolor de cabeza y puede lograr exiliar pueblos y naciones por los daños que puede ocasionar.

Un comentario en “Las avispas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: