Jesús de Nazaret

Dice la Biblia en Hechos 3: 6 Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te lo doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.

El nombre de Jesucristo de Nazaret tiene un valor incalculable que sobre pasa el valor que tiene el oro y la plata. Su nombre es capaz de trasformar y revolucionar la vida de los hombres que logran comprender su sencillo mensaje que tiene como síntesis la reconciliación del hombre con Dios.

El cojo que mendigaba en la puerta del templo de Jerusalén llamada la Hermosa es el mejor ejemplo de esta verdad: postrado por años, viviendo de la compasión ajena, parecía destinado a un vida sin más sentido que ponerse cada día en ese lugar para obtener unas cuantas monedas y así sobrevivir en una miserable e indigna vida.

Pero Pedro le llevó el nombre de Jesucristo de Nazaret y él lo recibió y ocurrió el gran milagro: pudo volver a caminar. Se pudo mover por sí mismo. Ya no necesito de nadie que lo llevará y lo trajera. La dignidad regreso a su vida en una clara demostración que creer en Dios no le roba nada de dignidad al hombre, al contrario se la regresa.

El dinero nunca podrá transformar al hombre porque solo cambia su entorno. El hombre puede volverse rico con esfuerzo, disciplina y dedicación, pero puede seguir siendo un hombre pobre del alma. Solo Jesús de Nazaret puede llegar hasta lo más interno del hombre y cambiar su corazón, donde se fraguan todas las intenciones y deseos humanos.

Por eso Pedro no le ofreció dinero a este hombre, sino el precioso y maravilloso nombre de Jesucristo de Nazaret como él lo conoció cuando se encontró por primera vez con él en el mar de Galilea. Su sencillez, sus pocas pretensiones y sus profundas enseñanzas sacadas de historias muy cercanas marcaron a Pedro.

Qué tiene en sí el nombre de Jesús de Nazaret para transformar tan profundamente la vida de una persona. Tiene la virtud de ser el Hijo de Dios, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, que es la Luz verdadera, que es el Camino, la Verdad y la Vida, que es la Resurrección y que es el Principio y el Fin.

Jesús Nazaret, el ser más maravilloso que ha visitado este mundo tiene el poder de cambiar y transformar a todo aquel que le busque con sencillez. A nadie, jamás, echará fuera. Él siempre tendrá un palabra para el cansado y necesitado de una palabra de aliento en medio de la desesperanza y angustia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: