La verdad divina

La Biblia dice en Romanos 1: 18 Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad.

Pablo dice que Dios esta enojado con aquella clase de personas que detienen con injusticia la verdad. En sentido estricto se refiere a la verdad divina, pero sin ningún problema se puede hablar de toda clase de verdad útil para la vida de las personas. El fastidio de Dios con estas personas es fácil de entender: mienten y promueven y les gusta la mentira.

El apóstol aborda el conflicto que se libra para conocer a Dios. Dios puede ser conocido de manera sencilla si las personas pudieran detenerse y mirar la creación del Señor que es un testimonio viviente de su poder. Los cielos cuentan la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos, dice el libro de los Salmos.

Sin embargo, Pablo dice que hay ciertas personas empecinadas en detener la verdad de Dios y para ello recurren a ideas, pensamientos y postulados mentirosos a fin de que negar la realidad de Dios. Lo hacen de manera perversa porque la verdad los exhibe como lo que en realidad son: impíos e injustos.

Contra ellos la ira de Dios esta presta para sancionarlos porque están luchando con mentiras para tratar de negar la realidad de Dios en la vida de la humanidad y por supuesto que fracasarán. Nadie ha podido pelear contra Dios y ha salido victorioso porque nuestro Dios es invencible.

Sin embargo, el autor de la carta a los Romanos los menciona y exhibe para tener presente que en este mundo se libra una lucha entre la verdad y la mentira. Una guerra para que la gente viva engañada sobre lo que es Dios y lo que demanda para que alcancen la salvación.

El pecado hace que la verdad resulte incomoda para los pecadores. La verdad siempre procede de Dios y la mentira es una manifestación de la maldad. Quien vive de acuerdo a la verdad vive cerca de Dios, pero quien vive mintiendo existe influenciado por el maligno que es padre de mentira.

Solo hay algo peor que la mentira, tratar de detener la verdad con injusticia o con perversiones con tal de no cambiar de conducta por eso Dios está enojado con esa clase de personas que para evadir la verdad, mienten descaradamente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: