La Biblia dice en Lucas 2:1-5

Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado. 2 Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria. 3 E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad. 4 Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David; 5 para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta.

Introducción

Lucas es un historiador que presenta datos duros con referencias históricas comprobables como la mención de Augusto César que los libros de historia presentan como el primer emperador de Roma que gobernó desde el año seis ante de nuestra era hasta el año catorce después de Cristo.

Su nombre real fue Cayo Octavio, era nieto y sobrino de Julio César, quien lo reconoció como su hijo, lo que cambió su vida para siempre ya que ese hecho lo convirtió no solo en el heredero material del general más poderoso que tuvo Roma, sino que le valió hacerse de la herencia política de su familiar.

En su condición de hijo de Julio César se convirtió en gobernante del imperio cuando los territorios romanos fueron partido en tres: con Marco Antonio, Emilio Lepido y el propio Cayo Octavio, quien fue ambicioso y derrotó a Marco Antonio que gobernaba los territorios en Egipto.

Con Lépido no tuvo grandes problemas y éste renunció voluntariamente al poder que se le había delegado en las regiones del norte de África para finalmente rendirse ante Cayo Octavio quien fue declarado Augusto César por el Senado de Roma y se le confirió el título de Emperador.

Todos los historiadores coinciden en señalar que este personaje fue astuto, inteligente y con un sentido común muy desarrollado y bajo su mandato procuró pacificar a Roma y a ese periodo se le conoce justamente con la pax romana que si bien fue un periodo de tranquilidad no se debe perder de vista que la fuerza militar era su base.

Atesora la historia de tu salvación
Porque Dios gobierna este mundo
A. Gobierna a los poderosos
B. Gobierna con sus designios
C. Gobierna a los sencillos

Una de las características del reinado del emperador Augusto César, además de la pax romana, fue su administración. Al gobernante romano le gustaba tener control y dominio con conocimiento de causa de las tierras que gobernaba y por eso ordenó el censo del que nos habla Lucas, sin saber que de esa forma intervendría en el plan de salvación divino.

A. Gobierna a los poderosos

La Biblia no es un libro lejano o distante de la historia universal, particularmente de los imperios de la antigüedad. En las páginas de ese hermoso libro encontramos mencionados a faraones, reyes como Nabucodonosor, Ciro y otros muchos como también a Augusto César y todos ellos tuvieron un tratamiento de parte de Dios.

Al final de cuentas muchos de ellos nunca supieron que su posición de poder y privilegio les fue concedido para cumplir con una misión que se encuadraba dentro de los planes y propósitos que Dios tenía, primero, para con su pueblo y en segundo lugar para que hicieran o dejaran de hacer lo que Dios quería.

Dios levanta y enaltece a los gobernantes. Los pone en posición de autoridad aunque ellos no lo reconozcan o admitan. Muchos de los gobernantes como Pilato piensan que llegan a su posición porque tienen grandes capacidades o porque son muy inteligentes, cuando en realidad llegan allí porque Dios así lo dispone.

B. Gobierna con sus designios

Muy, pero muy, lejos de Roma una pareja de esposos había decidido comenzar su vida marital, pero cuando se disponían a casarse hubo un cambio a sus planes y se convirtieron en la familia que habría de recibir a Jesús. Me refiero a José y a María, quienes se disponían a tener a su hijo en Nazaret.

Ellos sabían que sería el Hijo de Dios, pero ignoraban que tenía que nacer en Belén como había profetizado Miqueas. Ellos no se iban a mover, pero un decreto los obligó a salir de allí y dirigirse a Judea donde habría de nacer su hijo. Por lo que leemos en Lucas el estado de gravidez de María era avanzado porque luego de que llegaron nació Jesús.

Los designios de Dios son así y con ellos gobierna. Surgen de la manera menos pensada. Nacen de hombres y mujeres que muchas de las veces no tienen la menor idea de que son instrumentos de Dios. Dios gobierna así de acuerdo a lo que ha establecido y conduce la vida de las personas conforme sus eternos propósitos.

C. Gobierna a los sencillos

José y María salieron de Nazaret y viajaron a Belén a pesar de las incomodidades que implicaba el viaje. Una decisión de autoridad mostró el carácter de este matrimonio que desde hacía mucho tiempo habían decidido dejarse gobernar de Dios conscientes de que su autoridad, si bien a veces es compleja, siempre es mejor que los planes humanos.

Dios había determinado que Jesús naciera en Belén y sus padres humanos habrían de enseñarle a dejarse gobernar por Dios, tal y como lo habían hecho ellos porque la mejor manera de enseñar a otros someterse a la autoridad divina es sometiéndose uno mismo al gobierno de Dios.

Porfirio Flores
Indígena zapoteco de la sierra norte de Oaxaca, México. Sirvo a Cristo en la ciudad de Oaxaca junto con mi familia. Estoy seguro que la única transformación posible es la que nace de los corazones que son tocados por Dios a través de su palabra.

Deja tu comentario