La Biblia dice en Eclesiastés 7:19-20

19 La sabiduría fortalece al sabio más que diez poderosos que haya en una ciudad. 20 Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque.

Introducción

Una de las grandes aspiraciones del ser humano es la perfección. A lo largo de los siglos la humanidad ha buscado el mejor sistema de gobierno para desarrollarse. Pasamos así de las primeras tribus donde el más fuerte era el gobernante. Luego aparecieron los imperios donde también el más fuerte era el líder.

Con el tiempo llegó la monarquía o los reyes y se sostenía no el más fuerte, sino el que tenía el ejército más poderoso. Caídas las monarquías los hombres ensayaron con los Estados fuerte o el sistema democrático que hoy en día sigue rigiendo, pero con grandes crisis en muchas partes del mundo.

Ninguno de los sistemas ha resuelto los grandes problemas del mundo. Falta de educación, salud, excesiva concentración de la riqueza solo en unos cuantos, un pobreza galopante y otros grandes males nos hacen pensar que ningún sistema de gobierno es perfecto porque los males de hace siglos siguen allí con otros nombres, pero los mismos al final de cuentas.

En términos menos generales, el hombre busca también la perfección humana usando modelos del pasado tratando de convertirse en un ser sin errores en su vida personas. Trata de convertirse en hijo, hija, madre, padre, esposo, esposa perfecta, pero cuando parece que lo alcanza, fracasa, lo que lo llena de frustración.

Por supuesto que hay mucha gente que le importa un comino si vive en el error o no alcanza la perfección en los diferentes ordenes de su vida. Esa es una verdad. Debemos decirlo, pero el hombre muy en su fueron interno desea vivir una vida con los mínimos márgenes de error, pero no lo ha logrado.

Pero es cierto que hay mucha gente que busca ser mejor cotidianamente, que desea con todo su ser hacer de su vida, sino un paraíso sin problemas, si por lo menos construir un hogar o una familia sin conflictos que le permitan vivir con tranquilidad y sin sobre saltos, pero muchos no lo alcanzan.

Salomón nos va a llevar a este tema importantísimo en la vida de los seres humanos porque la angustia y desesperación que llega a su vida cuando piensa que ha encontrado a una persona perfecta se derrumba cuando descubre que esa persona en realidad es falible porque es humana.

El hombre se debate entre lo vano y lo eterno

Porque es imperfecto

A. Aunque la sabiduría sea más eficaz que la fuerza
B. Porque no hay quien siempre haga el bien y nunca peque

Me gusta como traduce la versión católica para la familia latinoamericana este verso porque lo hace de la siguiente manera: “La sabiduría hace al sabio más fuerte que diez o muchos poderosos de una ciudad; pero no lo hace impecable, porque no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y no peque jamás.”

Salomón sabe que el ser humano necesita modelos a seguir. El hombre es un imitador nato. De hecho se aprende hablar y caminar porque vemos a las demás que caminan y hablan. Esta comprobado científicamente que todos seguimos lo que otros hacen, ¿ejemplos? Aquí algunos: Una persona pone un negocio que prospera, decenas lo siguen.

Una hombre obtiene logros en alguna disciplina por hacer ciertas acciones, surgen cientos haciendo lo mismo para alcanzar los mismos triunfos. Los hombres son seguidores es innato en ellos. Algunos podrán acusar de ignorantes a quienes hacen eso, pero no. Les presentó uno de los últimos, grandes y graves ejemplos que la gente busca modelos.

Keith Raniere se presentó como un gran conocedor de la naturaleza humana. Vendió cursos de superación personal en muchos millones de dólares y de la noche a la mañana construyó un emporio comercial porque hombres y mujeres buscan líderes, quieren mejorar porque en el interior humano está plantada esa semilla.

El resultado de esa aventura fue un infierno. Raniere está preso porque abusaba de las mujeres que llegaban a NXIVM, pero además tenía su propio harén y en un increíble y por demás impactante hecho, marcaba con las siglas de su nombre a las mujeres que tuvieron la desgracia de caer en lo que ahora mucho denominan secta.

Era gente ignorante la que cayó embaucada? No. Carecían de criterio propio? Tampoco. Qué pasó entonces? Un líder que presentaba un modelo de vida, los engañó. No se trata si eres educado o no. Tampoco de si tienen dinero o eres pobre. Se trata de que los hombres somos seguidores.

La iglesia cristiana tiene sus yerros también. Recientemente murió el pastor Ravi Zacarías, un connotado maestro de la Escritura, pero luego de su desaparición física se supo que había abusado de muchas mujeres que estaban en su ministerio o labor por cierto que se desplegaba en muchos países.

Recientemente he leído un articulo de John Piper que habla del tema en un artículo que dejaré en la página de estudios para quien quiera leerlo. El pastor John Piper nos lleva por la manera en que se puede procesar un suceso como este.

A. Aunque la sabiduría sea más eficaz que la fuerza

Salomón usa a un hombre sabio para ejemplificar lo valioso que resultan las personas con habilidades. Este ejemplo se hace para hacer ver que una persona con conocimiento, sabiduría y entendimiento puede derrotar o puede más que diez hombres poderosos, dice la versión Reina Valera 1960, algunas otras versiones vierten gobernantes.

La idea de Salomón es ofrecernos un claro ejemplo de la admiración que despiertan los hombres con capacidades, facultades y talento porque impactan, sorprenden y sobre todo dejan una estela de cualidades que hacen que las personas los admiren, primero y luego en segundo lugar los sigan.

Este mundo esta a la búsqueda de hombres y mujeres que sean dignos de imitar. En todos los ámbitos: en lo deportivo, en lo laboral, en lo familiar y, siguiendo el ejemplo de Salomón, también en el gobierno. De hecho según la Escritura se está a la espera de un líder mundial que será seguido por millones.

El rey sabio de Israel es muy claro al presentar este tipo de personas. Llaman la atención y tienen una influencia por lo que dicen y hacen. Esa es una verdad que reconozcamos o no la tendremos siempre. Pero de inmediato dice que debemos tener cuidado porque no hay hombre que haga el bien y nunca peque.

B. Porque no hay quien siempre haga el bien y nunca peque

El hombre puede hacer bien, es cierto, pero también falla. Entre los seres humanos no hay un solo ser que sea infalible. De hecho la Biblia es un libro que nos lleva por esta verdad hombres con una gran piedad y bondad que también se equivocaron. Desde Abraham, pasando por Isaac, Noé o David.

Y si esa experiencia la encontramos en la Biblia, pues ahora imaginémonos, en el mundo, lo que habremos de encontrar, fallas, yerros, equivocaciones y toda clase de faltas de hombres que ciertamente hacen bien, pero también se equivocan.

Estamos ante una enseñanza y advertencia para tener cuidado a la hora de elegir a nuestros héroes, pero también a la hora de seleccionar a nuestros referentes en esta vida, o bien, a nuestros ejemplos a seguir en las diferentes áreas de nuestra vida. Necesitamos saber que el ser humano falla y se equivoca, a veces de improvisto, pero en otras con alevosía.

Endiosar a una persona o creer que nunca falla es un gran equivocación. No pretendo aquí convertirlos en unos desconfiados, sino más bien en encontrar un ejemplo de perfección y eso solo encontraremos en Dios. Dios es perfecto. Nunca se equivoca, siempre sabe lo que hace y jamás falla.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here