24.9 C
Oaxaca City
lunes, junio 21, 2021
spot_img

El hombre tiende a caer en las redes de la mujer fatal

La Biblia dice en Eclesiastés 7: 26-28

26 Y he hallado más amarga que la muerte a la mujer cuyo corazón es lazos y redes, y sus manos ligaduras. El que agrada a Dios escapará de ella; mas el pecador quedará en ella preso. 27 He aquí que esto he hallado, dice el Predicador, pesando las cosas una por una para hallar la razón; 28 lo que aún busca mi alma, y no lo encuentra: un hombre entre mil he hallado, pero mujer entre todas éstas nunca hallé.

Introdución

Este es un pasaje que debe tratarse con mucho cuidado. Para empezar debemos tener en claro que esta hablando de un tipo de mujer. No de todas las mujeres. Esta clase de mujer de la que habla lo ha hecho ya en el libro de Proverbios, particular el capítulo 7: 10-25 donde presente a la mujer adúltera.

A esta mujer no se le debe confundir con una prostituta. Porque la prostituta se dedica a vender su cuerpo. En el caso de una mujer adúltera, ella lo hace por placer y no cobra por tener relaciones sexuales, sino lo que más bien busca es una aventura fuera de su matrimonio y puede hacer caer a quien se descuide.

Así la encontramos descrita de nueva cuenta en el capítulo 9: 13-18 del libro de Proverbios. Repito, Salomón está hablando de una clase de mujer: la insensata que es alborotadora, simple e ignorante. Aquella que no tiene la sabiduría en el sentido estricto que revela la palabra de Dios, pero si es lo suficientemente astuta.

El rey sabio de Israel nos está hablando de la misma persona de la que habla en Proverbios 22: 14 que dice: “Fosa profunda es la boca de la mujer extraña; aquel contra el cual Jehová estuviere airado caerá en ella.” En Eclesiastés Salomón nos amplia un poco más las características de esta clase de féminas y los que provocan en la vida de los hombres.

Le he llamado “la mujer fatal” porque es el tipo de persona que llega a la vida de un varón y se convierte en una fatalidad porque trae tanta desgracia y calamidad como la que trae consigo la propia muerte, es decir muchísimo dolor y sufrimiento al grado que termina destruyendo la vida de quien tiene la desdicha de atravesarse en su camino.

En honor a la verdad y en una interpretación amplia del texto podemos decir que a la vida de una mujer también puede llegar un hombre que se convertirá en su dolor de cabeza, su sufrimiento y su desgracia e infortunio de manera idéntica que la mujer fatal llega a la vida de los hombres.

El hombre se debate entre lo vano y lo eterno cuando cae en las redes de la mujer fatal

La mujer fatal lo lleva al máximo sufrimiento
La mujer fatal lo atrapa con trampas
La mujer fatal lo aprisiona como a un reo

La tragedia de hombres y mujeres ocurre cuanto se cruza en su vida una persona del sexo opuesto que los cautiva, los seduce, pero en lugar de traer la felicidad que añoran descubre que en realidad de una pesadilla de que la difícilmente se pueden librar porque han caído en un trampa y una prisión que los hace sufrir como cuando alguien pierde un ser querido.

Salomón dice que estas conclusiones o esta verdad han salido de pesar una a una las cosas para hallar la razón de las mismas. Los postulados que nos presenta el sabio rey de Israel, son el resultado de una observación minuciosa de lo que sucede en este mundo. No cabe duda que desde hace miles de años un hombre se extraviaba por una mujer.

El tema de la mujer adúltera ocupa mucho espacio y tiempo en el libro de los Proverbios. De hecho es el asunto al que Salomón más tiempo le dedica. Creo que la razón de tal determinación radica en que el mismo vivió un tema de esa naturaleza porque Betsabé, su madre, sostuvo una relación ilícita con David, su padre.

A. La mujer fatal lo lleva al máximo sufrimiento

¿Un hombre puede sufrir tanto por una mujer? Por supuesto que sí. La historia esta plagada de hombres que perdieron la razón por una fémina. Pero no solo la historia, muy cerca de nosotros entre nuestra familia y amigos encontramos relatos de parientes y cercanos que su vida se trastocó por una mujer fatal.

Salomón compara la clase de dolor que puede llegar a la vida de un hombre con el estado de sentimiento es el que padece quien se dejó arrastrar por una pasión o deseo insano a una fémina. Sufre y sufre gravemente.

Una mujer puede desequilibrar de tal manera la vida de un hombre que se puede convertir en su gran fracaso. Ese es el tema que ahora aborda Salomón para mostrar una de las expresiones más complejas en la existencia humana: desequilibrio emocional ante una relación sentimental.

Siempre resulta inexplicable como un hombre con preparación, con recursos financieros y con posiblidades de rehacer su vida, caiga tan bajo por una mujer, sin embargo hemos conocido ese tipo de historias que nos dejan azorados por la debilidad humana ante una persona que considera indispensable.

Una de las mujeres que mejor encaja en esta descripción es Cleopatra, la reina Egipcia que enamoró y convirtió en un ser dependiente de ella a Marco Antonio, el militar romano que literlamente se rindió incondicionalmente a esta muer por su belleza y grandeza y literalmente lo hizo comer en su mano.

La historia universal nos relata de cómo fue la relación entre ambos y como ese hombre tan valiente y poderoso quedó reducido a nada ante la impresionante presencia de esa mujer.

B. La mujer fatal lo atrapa con trampas

Proverbios 7: 21-23 retrata bien esta situación que viven los hombres cuando son atrapados por mujeres fatales.

Lo rindió con la suavidad de sus muchas palabras, le obligó con la zalamería de sus labios. 22 Al punto se marchó tras ella, como va el buey al degolladero, y como el necio a las prisiones para ser castigado; 23 Como el ave que se apresura a la red, y no sabe que es contra su vida, hasta que la saeta traspasa su corazón.

Los hombres no se percatan cuando están frente a una mujer que solo los busca por interés. Desde el interés sexual, material, económico, físico o de estatus. Teniendo una sólida familia o viviendo con una esposa que les prodigan amor, compresión y estabilidad, algunos hombres caen rendidos ante esta clase de mujer.

La belleza, la personalidad y su grata presencia hacen que los hombres caigan rendidos. Ejemplo de este tipo de relaciones las encontramos en todos lados, sobre todo en los hombres de poder, pero de igual modo en los estratos sociales bajos, donde hombres caen deslumbrados por mujeres que solo llegan a su vida a destruirla.

Cuando miramos un poco hacia las iglesias descubrimos que grandes ministerios y servidores que se esforzaban por llevar a cabo la obra del Señor cayeron en esta situación descubrimos que el problema va más allá de lo que suponemos. No es un asunto menor o sin repercusiones severas.

C. La mujer fatal lo aprisiona como a un reo

Proverbios 7: 26-27 señala claramente cómo puede acabar una personas que se deja arrastrar por una pasión insana con una mujer. Pensar que es una aventura que terminará bien es ingenuo y hasta estúpido. Una relación de esa naturaleza acabará mal para todos, incluyendo a la mujer.

Porque a muchos ha hecho caer heridos, y aun los más fuertes han sido muertos por ella. 27 Camino al Seol es su casa, que conduce a las cámaras de la muerte.

El objetivo final de la fatalidad de una mujer es llevar a una persona al mismo infierno. Es dañarlo severamente que termine destruido moral, espiritual y hasta físicamente de tal manera que se vea reducido a nada y de allí el llamado de atención para todos los hombres y también mujeres.

Salomón dice lo siguiente al respecto:

El que agrada a Dios escapará de ella; más el pecador quedará en ella preso.

Queda claro que la única forma de evitar caer en semejante condición es agradar a Dios en nuestras vidas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

ÚLTIMAS ENTRADAS