La Biblia dice en Apocalipsis 20:1-3

Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. 2 Y prendió al dragón, la serpiente antigua,que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; 3 y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.

Introducción

La situación que vivirá la humanidad durante los mil años de los que habla Juan es una de las razones por las que muchos teólogos sostienen que el milenio es un evento del futuro. Nunca en la historia universal el maligno ha dejado de tener actividad. De hecho su actividad se expande cada vez más en estos tiempos.

Irremediablemente estos versos nos llevan a considerar el tema de Satanás desde el primer libro de la Escritura. Y como lo he venido repitiendo desde hace mucho, este tema nos vuelve a ratificar la unidad de la Biblia. Génesis comienza hablando del mal, representado en la serpiente y Apocalipsis nos dice que es justamente la serpiente antigua la que será atada.

La palabra de Dios es el único libro que enseña el origen del diablo. No hay otro libro que nos prevenga tanto de este ser que es enemigo no solo de Dios, sino de toda la humanidad y particularmente del pueblo de Israel y la iglesia. En la revelación escrita encontramos de dónde salió y sus secretas intenciones.

Ha causado muchos males a los hijos de Dios, ha provocado grandes tropiezos en los santos, pero durante mil años será atado para que deje de hacer lo que siempre ha hecho: engañar a los pueblos y naciones. Cuando Pablo dijo que los creyentes no tenían lucha contra carne y sangre, sino contra potestades de las tinieblas estaba desenmascarándolo.

La persecución y matanza de los santos de la iglesia era ejecutada por el imperio romano, pero en realidad era alentada y promovida por ese siniestro personaje que recibirá su castigo que comenzará con su atadura por mil años para dar apertura a un tiempo sin maldad en el mundo.

La humanidad no ha conocido un tiempo de paz como el que anuncia Juan. Desde siemrpe ha habido conflictos y conforme avanza la historia del hombre sobre la tierra estos conflictos se vuelven más recurrentes de tal manera que hoy mismo hay grandes conflictos bélicos y siempre habrá.

Como lo he dicho a lo largo de los estudios, el Apocalipsis es un libro de esperanza porque los grandes enemigos de la iglesia serán derrotados de manera estrepitosa.

El milenio: El diablo es atado

A. Por un ángel
B. Para ser encerrado en un abismo
C. Para que no engañase más

La actividad satánica ha estado presente desde hace mucho tiempo. De hecho según los profetas Ezequiel e Isaías comenzó desde antes que el tiempo mismo. Se visualizó claramente en el huerto del Edén donde el maligno hizo tropezar gravemente a Adán y Eva y logró que los expulsarán de la presencia de Dios.

A lo largo de la historia de Israel el maligno fue severamente cruel con el pueblo escogido por Dios porque hizo que se levantarán enemigos crueles contra ellos y los maltrataron y buscaron siempre exterminarlos. El ángel Miguel se convirtió en el mensajero de Dios para protergelos, según leemos tanto en el libro de Daniel, como en Judas y Apocalipsis.

En el Nuevo Testamento, Jesús reveló más claramente las actividades y funciones del maligno. La tentación fue uno de los grandes eventos que revelaron al diablo. La negación de Pedro fue resultado de la intervención de Satanás en la vida del apóstol y Jesús rogó mucho por su amado discípulo.

Si bien, Pablo escribió que el maligno fue derrotado en la cruz del calvario su influencia se sigue notando en el mundo. Se disfraza de ángel de luz para engañar. Pedro lo presentó como un león rugiente que anda buscando a quien devorar. Siempre fueron advertencias para no caer en sus garras.

Juan mismo en su evangelio lo definió como quién ha venido a matar, hurtar y destruir en contraste con Cristo que vino a darnos vida y vida en abundancia. Así podemos encontrar en la Escritura referencias del diablo para tener cuidado y siempre vivir alertas ante sus ataques.

Por eso resulta sumanente llamativo el cambio de su condición en el libro de Apocalipsis, particularmente en el capítulo veinte que aborda el tema del milenio porque queda claro que su poder queda restringido. Satanás es atado por mil años y su influencia en el mundo queda cancelada.

Es difícil comprender un mundo sin el maligno porque siempre ha estado presente. Reducido en su influencia en los hijos de Dios, pero mostrando sus maléficos planes en el mundo donde gobierna y ordena con sus demonios para esclavizar a los rebeldes.

A. Por un ángel

Sin embargo, el disminuido poder del maligno queda retratado claramente cuando es un ángel el que lo prende y ata. Algunas versiones dicen: que lo dominó y encadenó. Noten que no fue Dios, sino que fue un ángel. Lo que demuestra que su poder no es el que muchos piensan que tiene.

Al principio del estudio les dije que esta parte es la que los premileniaristas utilizan para decir que los mil años son literales y que van a ocurrir en el futuro. A diferencia de los amileniaristas y posmileniaristas que dice que el milenio es en realidad una figura, no algo literal y que la iglesia supone el dique del maligno.

La realidad es que a lo largo de los dos mil años de la iglesia, el maligno ha estado presente sin que se pueda conocer un tiempo en el que haya dejado de tener influencia en el mundo y mucho menos haber sido atado. Desde esa perspectiva podemos decir que nunca ha sido atado y que eso sucederá en el futuro.

Justamente en la Gran Tribulación la manifestación del poder maligno será muy fuerte porque engañará a millones de seres que creerán en las manifestaciones del poder de la bestia y el falso profeta que en las bodas del Cordero fueron condenados por ello y solo hasta el milenio el maligno será juzgado para siempre.

B. Para ser encerrado en un abismo

Además de ser detenido y atado, el ángel caído, será también aprisionado o encerrado. Juan lo escribió de la siguiente manera: “y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él.” Lo que nos muestra el poder infinito de Dios aún sobre este perverso ser que quiere dañar siempre.

De hecho ya hay algunos ángeles sometidos a estas prisiones, según leemos en 2ª Pedro 2:4 que dice de la siguiente manera:

Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio.

El diablo será encerrado por mil años, según podemos leer en este pasaje escrito por el apóstol Juan quien sobre el tema del maligno escribió mucho.

C. Para que no engañe más

El diablo es un embaucador, mentiroso que vive solo para engañar. Fue el propio Juan quien reveló la naturaleza de este ser en su propio evangelio. Juan escribió que el adversario de nuestras almas es el padre de la mentira y que cuando habla de suyo, habla mentira porque esa es su naturaleza.

El verso tres de nuestro estudio dice de la siguiente manera:

Para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.

La serpiente antigua como también se le llama al adversario de Dios se dedica a engañar a las naciones. Lo hace hoy y lo hará en el futuro. En la Gran Tribulación también lo hará porque sabe que su fin esta cerca. Juan dice que será atado mil años para que ya no haga lo que siempre ha hecho.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here