La Biblia dice en Apocalipsis 20:11-15

Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. 12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. 13 Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. 14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. 15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

Introducción

El milenio no solo es el fin del maligno, es también el inicio del juicio del gran trono blanco. Uno a uno los grandes adversarios de Dios, su iglesia y su pueblo, Israel han sido destruidos para siempre. Primero fue la bestia y el falso profeta, que fueron lanzados al lago de fuego y azufre, luego el diablo fue arrojado al tormento eterno y finalmente la muerte y el Hades fueron aventados al mismo lago de incesantes llamas en lo que constituye el triunfo definitivo del Creador sobre seres que trataron a toda costa de dañar a los seres humanos para alejarlos de Dios.

Llegamos así al juicio del gran trono blanco donde serán juzgados todos los muertos de todos los tiempos, Juan dice que serán pasados en balanza fallecidos grandes y pequeños, es decir desde el más modesto ser humano hasta los más encumbrados, todos, sin distingo, serán puestos en el tribunal de Cristo.

Serán abiertos los libros y el libro de la vida para que las personas sean llamadas a juicio. En los libros se encontraban las obras de cada una de las personas. El libro es un registro de las acciones que cada uno realizó en vida y en función de lo hecho u obrado fueron castigados y premiados de manera equitativa.

También se abrió el libro de la vida y quien no fue hallado allí fue condenado también al lago de fuego eterno. El libro de la vida es un tema que de nueva cuenta conecta al Antiguo Testamento con el Nuevo Testamento porque este tema se aborda desde los primeros libros de la Biblia y se toca en otros volumenes.

El milenio y el juicio del gran trono blanco

A. Todos los incrédulos muertos serán juzgados
B. Todos los libros serán abiertos para juzgar a los muertos
C. Donde quiera que estén los muertos comparecerán

El milenio es el fin del diablo, pero también el fin de todas las cosas y de todos aquellos que obstinadamente se opusieron al Creador. En definitiva es la consumación de la salvación de la humanidad y en consecuencia de la condenación eterna de quienes decidieron darle la espalda a Dios en sus vidas.

Juan consuela el corazón de la iglesia con su libro y plantea lo que ha de suceder al final de los tiempos y queda completamente claro que antes de que vengan tierra y cielos nuevos, serán juzgados todos aquellos que se tuvieron la oportunidad de oír el evangelio y creer en Cristo y lo rechazaron reiteradamente.

A. Todos los incrédulos muertos serán juzgados

Al llegar a este punto de la historia de la humanidad y de la revelación divina, muchos creyentes se preguntan quienes son estos que van a resucitar y si pueden ser hijos de Dios y la respuesta es no. La razón es que la iglesia ha celebrado las bodas del Cordero y los muertos en Cristo hace tiempo que han resucitado.

Quiénes son entonces los que resucitan. Son los que al regreso de Cristo no se levantaron de entre los muertos porque habían rechazado el mensaje de Cristo, pero ahora son resucitados para ser juzgados de acuerdo a lo que hicieron y luego de comprobar que sus nombres no estaban en el libro de la vida fueron condenados.

Los verson once y doce dicen de la siguiente manera:

11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. 12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios;

El gran trono blanco no es el mismo que el mencionado en Apocalipsis 4:2. La razón de esta afirmación se sustenta en la frase que acompaña al gran trono blanco: “de delante del cual huyeron la tierra y el cielo” es decir, ese trono es un lugar especial para el evento especial que se va a narrar en los siguientes versículos.

B. Todos los libros serán abiertos para juzgar a los muertos

El verso doce sigue diciendo: “y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.”

Juan hace una clara distinción entre los libros y el libro de la vida. Se puede entender que los libros son especies de registro donde se llevaban una detallada y minuciosa revisión de lo que cada persona hacía. Dios es justo, no condena solo por condenar. Tiene elementos probatorios por los que castigará.

En cambio el libro de la vida lo encontramos mencionado desde Éxodo 32: 32 cuando Moisés le dice al Señor: “que perdones ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro que has escrito.” También lo encontramos en Salmos 69: 28 que dice así: Sean raídos del libro de los vivientes, y no sean escritos entre los justos.”

En Daniel 12: 1 encontramos:

“En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro.”

En libro de Apocalipsis lo encontramos en 3:5, 13:8, 17:8, 20:15 y 21:27.

Los que nos demuestra que la Biblia es un libro conectado de principio a fin y que el tema del libro de la vida es el registro de los justos que fueron registrados por su fe en la obra redentora de Dios.

C. Donde quiera que estén los muertos comparecerán

Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. 14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. 15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

No solo serán juzgados todos los muertos en ocasión de su grandeza o sencillez, sino también que todos aquellos que no pudieron ser alojados en un cementerio por causa de un accidente o alguna otra razón serán puestos delante del gran trono blanco para se juzgados.

Juan nos dice claramente que la muerte y el Hades y los que no fueron hallados en el libro de la vida fueron lanzados al lago de fuego donde ya estaban el falso profeta, la bestia, el diablo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here