La Biblia dice en Proverbios 26:6

Como el que se corta los pies y bebe su daño, así es el que envía recado por mano de un necio.

Introducción

Salomón observó detenidamente la conducta humana y se percató que hay ciertas actividades que no se le pueden delegar a determinadas personas. En un trabajo o una labor donde el responsable no puede hacerlo todo debe auxiliarse de otros y en ese supuesto debe saber a quien contratar y a quien no.

El monarca más sabio de Israel nos ofrece las razones por las que un necio está descalificado para hacer una labor delicada, nos dice con todas sus letras porque no se debe encargar determinada clase de actividad por los graves riesgos que implica su manifiesta incapacidad para ejecutarlos con la solvencia que se requiere.

Con este proverbio Salomón nos recuerda una de las actividades que dieron origen a quien hoy sería un representante personal o empresarial, pero que en aquellos años se le conoció como recadero.

Los recaderos eran los encargados de llevar mercancías de un lugar a otro, así como también mensajes. Podían cumplir con esta obligación mediante carros jalados por caballos, o por camellos y burros o bien caminando.

Los servicios que realizaba un recadero pueden ser desde la entrega de una carta o documento hasta el traslado de mercancías más pesadas. Según la historia de esta actividad se buscaba a este tipo de personas porque el interesado no lo podía hacer ya sea porque tenía otras actividades que cumplir, algún compromiso personal o un imprevisto.

Era evidente que el mensajero o recadero tenía bajo sus hombros una gran responsabilidad. A todas luces queda claro que debía buscarse a una persona extremadamente confiable, que no fallara o no se equivocara en su misión porque si no lo hacía bien las consecuencias eran devastadoras.

Se trata de un consejo valioso para todas las épocas, sobre todo cuando por alguna razón un trámite o un proceso que no podemos hacer tenemos que contratar a pedirle que lo haga otra persona.

El tema que desarrolla Salomón en el capítulo veintiséis del libro de Proverbios es una detallada descripción del necio. Ese ser irresponsable, imprudente e insensato es perfilado para mostrar que muy difícilmente se le puede hacer alguna encomienda porque nos hará pasar muy malos momentos.

Instrucciones para tiempos sinrazón

La instrucción de elegir bien a quien representa nuestros intereses
A. Para evitar daños
B. Para evitar pleitos

En determinados momentos de la vida vamos a necesitar a alguien que mire por nuestros intereses. Ya sea por enfermedad, por vejez o por falta de tiempo, tendremos que buscar a alguien que represente nuestros intereses, que vea por nuestros bienes o que atienda cosas que nosotros no podemos atender.

En tiempos de Salomón exisitía el mensajero o recadero. Era una persona como ya lo hemos explicado líneas arriba que llevaba a otra persona un documento o mensaje vital. Hoy en día sería una persona a la que entregamos algo muy importante o valioso para que lo lleve a otros, ya sean personas o autoridad.

Debemos elegir correctamente y debemos desechar de inmediato a un necio. Esa es la idea que Salomón nos enseña en este verso. Un necio no es confiable y eso es suficiente para desecharlo, así sea un gran amigo, una querido familiar o un vecino al que llevamos muchos años de conocer.

Salomón nos quiere mostrar las razones por las que entregar nuestra confianza o seguridad a un necio es casi un suicidio. No se puede y no se debe dejar en manos de una imprudente un asunto de vital importancia para nuestras vidas, a no ser que queramos lamentarnos el resto de nuestras vidas haberlo invitado a colaborar con nosotros.

A. Para evitar daños

Las figuras retóricas que usa Salomón son muy apropiadas e ilustrativas. Nos ayudan mucho a entender que es lo que quiere decirnos y en el caso de un necio como recadero o mensajero, la primera figura retórica empleada es justamente la de cortarse los pies. Algunas versiones optan por traducir esta frase como “amputarse los pies”.

Una persona que no puede caminar es una persona desvalida que siempre va a necesitar a alguien que lo ayude. Un necio que se envía como recadero incumple con su encomienda y deja a la persona como si no tuviera pies. Eso quiere decir que lo inmoviliza, es decir que imposibilita su movimiento.

Es una grave condición porque literalmente lo ata para ya no poder hacer casi nada frente a quien debía entregar el mensaje o el recado. La persona que lo contrató pierde credibilidad y sobre todo pierde la confianza de quien debió recibir el recado o quien debió recibir alguna mercancía o bien.

Salomón dice que el daño puede ser irreparable comparándolo con una amputación de pies, lo que quiere decir que la persona ya no se puede sostener o se cae para no volver a ponerse de pie.

B. Para evitar pleitos

La segunda figura poética que usa el proverbista es la siguiente: bebe su daño. Las traducciones de diversas ediciones de la Biblia nos ayudan a comprender mejor el sentido de esta frase.

“Meterse en líos”, “bebe violencia”, “sufre daños”, “sufre violencia”, “un trago amargo” y “tomar veneno”. Lo que nos ayuda a entender que mandar a una labor a un necio puede resultar tan contraproducente que nos puede generar hasta la animadversión violenta de quien debió recibir el mensaje o el bien.

No se trata solamente de perder la amistad de alguien, sino hasta de terminar peleados con personas que se siente sumamente ofendidas por lo que hizo un necio al que se le encomendó llevar un mensaje, fungir como recadero o representarnos en algún tema o asunto de gran relevancia.

Salomón conocía perfectamente la naturaleza humana. Como nadie. El juicio de las dos madres que reclamaban a un hijo nos muestra esta facultad. Y por eso nos recomienda tener mucho cuidado para no beber el grave daño que provoca poner en nuestro lugar a una persona insensata.

Porfirio Flores
Indígena zapoteco de la sierra norte de Oaxaca, México. Sirvo a Cristo en la ciudad de Oaxaca junto con mi familia. Estoy seguro que la única transformación posible es la que nace de los corazones que son tocados por Dios a través de su palabra.

2 COMMENTS

  1. Lo siento mucho pero el sonido no ayuda a entender me gusta mucho verlo pastor pero el sonido es fatal sería mejor cerrar las puertas de la iglesia y ventanas porque se escucha como si están en un mercado!:( como podría ayudar yo dígame por favor estoy en Estados Unidos en la ciudad de Georgia Bendiciones y que Dios los Guarde Amén!🙏🙏🙏🙏😍

Deja tu comentario