La Biblia dice en 1º Samuel 18: 17-20

17 Entonces dijo Saúl a David: He aquí, yo te daré Merab mi hija mayor por mujer, con tal que me seas hombre valiente, y pelees las batallas de Jehová. Mas Saúl decía: No será mi mano contra él, sino que será contra él la mano de los filisteos.

18 Pero David respondió a Saúl: ¿Quién soy yo, o qué es mi vida, o la familia de mi padre en Israel, para que yo sea yerno del rey? 19 Y llegado el tiempo en que Merab hija de Saúl se había de dar a David, fue dada por mujer a Adriel meholatita.20 Pero Mical la otra hija de Saúl amaba a David; y fue dicho a Saúl, y le pareció bien a sus ojos.

Introducción

La historia de Mical es un drama que las páginas de la Biblia cuentan para hacernos ver que las mujeres que parecen tener resuelta la vida al pertenecer a una clase social elevada féminas con poder económico que pensamos que son muy felices o que la dicha está a sus pies en realidad sus vidas amorosas son complejas y hasta tortuosas.

Mical fue hija de Saúl. La Escritura no nos dice el nombre de su madre. Su nombre significa ¿quién es cómo Dios? Etimológicamente el nombre tiene la misma raíz que Miguel. Por eso bien podría traducirse como Michel. Tuvo cuatro hermanos: tres varones: Jonatán, Isúi y Malquisúa y su hermana mayor Merab.

Creció en la casa real y para cuando David derrotó a Goliat ella y su hermana Merab estaban en edad casadera. Saúl quería casar a Merab con David, pero no lo hizo para intentar una segunda oportunidad para matar a David enviándolo de nueva cuenta a luchar contra los filisteos. Cuando Saúl supo que Mical amaba a David se la dio en matrimonio.

Es importante subrayar que a David le dio lo mismo casarse con Merab que con Mical. La única diferencia entre ellas es que Mical amaba a David por razones que la Biblia no nos dice, pero lo amaba y si se hubiera casado con Merab ella no hubiera protestado porque no podía decidir sobre su vida amorosa.

Cuando se casó con David parecía que sus sueños se habían cumplido. Se enlazaba con un hombre famoso en todo Israel. Un hombre bien parecido y sobre todo valeroso. El horizonte parecía impecable para que esta familia se lanzaran al mar de la felicidad sin ninguna posibilidad de fracasar.

Es lo que se espera cuando dos personas como Mical y David se unen en matrimonio. Se piensa que como en los cuentos donde los protagonistas son felices para siempre.
Pero no.

Mical no alcanzó la felicidad que muchos espera de una relación matrimonial. Ella fue inmensamente infeliz porque tuvo dos relaciones amorosas que fueron un rotundo fracaso. Primero con David y luego con Paltiel. Por razones ajenas a su voluntad y por situaciones y circunstancias que la rebasaron.

El desamor o la ruptura amorosa es devastador para todos, pero en el caso de Mical nos muestra de manera muy clara los estragos que puede producir en la vida de una mujer, aun cuando su posición social o económica sea elevada, eso no importa si su relación de pareja se trunca por eventos fuera de nuestro control.

Mical: La princesa del desamor
A. Por la ruptura amorosa con David
B. Por la ruptura amorosa con Palti
C. Por eso se llenó de desprecio

A. Por la ruptura amorosa con David

Mical amaba profundamente a David y se lo demostró cuando su padre buscó en su casa a David para matarlo, según nos relta el 1º Samuel 19: 11-17.

11 Saúl envió luego mensajeros a casa de David para que lo vigilasen, y lo matasen a la mañana. Mas Mical su mujer avisó a David, diciendo: Si no salvas tu vida esta noche, mañana serás muerto. 12 Y descolgó Mical a David por una ventana; y él se fue y huyó, y escapó.

13 Tomó luego Mical una estatua, y la puso sobre la cama, y le acomodó por cabecera una almohada de pelo de cabra y la cubrió con la ropa. 14 Y cuando Saúl envió mensajeros para prender a David, ella respondió: Está enfermo. 15 Volvió Saúl a enviar mensajeros para que viesen a David, diciendo: Traédmelo en la cama para que lo mate.

16 Y cuando los mensajeros entraron, he aquí la estatua estaba en la cama, y una almohada de pelo de cabra a su cabecera. 17 Entonces Saúl dijo a Mical: ¿Por qué me has engañado así, y has dejado escapar a mi enemigo? Y Mical respondió a Saúl: Porque él me dijo: Déjame ir; si no, yo te mataré.

Entre David y su padre ella optó por David, por una simple razón estaba profundamente enamorada de él que ella misma se encargó de salvarlo de una muerte segura, pero esa fue la última vez que lo vio. Pasarían muchos años más para que se volviera a encontrar y en condiciones completamente diferentes.

Saúl odiaba a David y quiso afectarlo quitándole a su esposa. Mientras David huía del rey, aprovechó para quitarle su hija a David y según nos relata el 1º Libro de Samuel 25: 44, que dice de la siguiente forma: Porque Saúl había dado a su hija Mical mujer de David a Palti hijo de Lais, que era de Galim.

Esa fue la primera ruptura amorosa de Mical. No fue su culpa las circunstancias jugaron en su contra y de pronto ya no era mujer de David, sino de Palti.

B. Por la ruptura amorosa con Palti

Cuando Mical se había adaptado a su nueva realidad ocurrió lo inesperado: David la reclamó como su esposa y Mical tuvo que dejar a Palti en un hecho verdaderamente increíble. Primero amaba a David y luego cuando comenzaba a amar a Palti tuvo que dejar esa relación.

Nuestros sueños pueden convertirse en una pesadilla de la que quisiéramos salir, pero mientras más queremos huir, parece que más nos hundimos.

En el 2º Libro de Samuel 3: 13-14 encontramos la decisión de David de retomar a Mical. Ella era su esposa y como rey no quería que su mujer estuviera con un hombre que no tenía por qué tenerla toda vez que nunca hubo una separación legal, sino más bien una determinación de Saúl.

13 Y David dijo: Bien; haré pacto contigo, mas, una cosa te pido: No me vengas a ver sin que primero traigas a Mical la hija de Saúl, cuando vengas a verme. 14 Después de esto envió David mensajeros a Is-boset hijo de Saúl, diciendo: Restitúyeme mi mujer Mical, la cual desposé conmigo por cien prepucios de filisteos.

El corazón de Mical estaba partido. Cuando más amaba a David fue separada de él. Y cuando apenas empezaba a acostumbrarse a su nuevo matrimonio con Palti de nuevo tuvo que regresar con David, a quien la distancia lo había alejado de ella.

Paltiel la amaba. Su separación lo dejó gravemente afectado. Según nos relata el 2º Libro de Samuel 3:15-16. Él la lloró cuando se la quitaron.

15 Entonces Is-boset envió y se la quitó a su marido Paltiel hijo de Lais. 16 Y su marido fue con ella, siguiéndola y llorando hasta Bahurim. Y le dijo Abner: Anda, vuélvete. Entonces él se volvió.

C. Por eso se llenó de desprecio

Todo lo acontecido en su vida amorosa fue calando su corazón que llegó un momento en que se llenó de amargura y resentimiento que se materializó humillando y despreciando a quien a su juicio había sido culpables de todas sus rupturas sentimentales.

El 2º Samuel 6: 16 dice lo siguiente: Cuando el arca de Jehová llegó a la ciudad de David, aconteció que Mical hija de Saúl miró desde una ventana, y vio al rey David que saltaba y danzaba delante de Jehová; y le menospreció en su corazón.

Los acontecimientos con David y Palti habían causado grandes problemas en la vida de amorosa de Mical que ya no le importó que el arca del pacto entrara en Jerusalén sino que desahogó y virtió todo su resentimiento contra David.

Así fue su trato a David en ese memorable día, según 2º Samuel 6: 20-23

20 Volvió luego David para bendecir su casa; y saliendo Mical a recibir a David, dijo: ¡Cuán honrado ha quedado hoy el rey de Israel, descubriéndose hoy delante de las criadas de sus siervos, como se descubre sin decoro un cualquiera! 21

Entonces David respondió a Mical: Fue delante de Jehová, quien me eligió en preferencia a tu padre y a toda tu casa, para constituirme por príncipe sobre el pueblo de Jehová, sobre Israel. Por tanto, danzaré delante de Jehová. 22 Y aun me haré más vil que esta vez, y seré bajo a tus ojos; pero seré honrado delante de las criadas de quienes has hablado. 23 Y Mical hija de Saúl nunca tuvo hijos hasta el día de su muerte.

Porfirio Flores
Indígena zapoteco de la sierra norte de Oaxaca, México. Sirvo a Cristo en la ciudad de Oaxaca junto con mi familia. Estoy seguro que la única transformación posible es la que nace de los corazones que son tocados por Dios a través de su palabra.

Deja tu comentario