La Biblia dice en la 2ª carta de Pedro 2:12

Pero estos, hablando mal de cosas que no entienden, como animales irracionales, nacidos para presa y destrucción, perecerán en su propia perdición.

Pedro eleva el tono de su condenación contra los falsos maestros. No es para menos el grave impacto que tendrá en la iglesia la presencia de estos personajes ameritan una condena firme, severa y sin consideraciones. El apóstol nos ofrece las tristes cartas de presentación de estos individuos.

La intención es completamente clara, el apóstol deja por un momento el ejemplo de personajes y episodios de la Escritura para detallar por qué exactamente los falsos maestros merecen nuestra repulsa, se ganan nuestra indiferencia y deben ser colocados en el basurero de la doctrinas falsas: son seres irracionales, justamente como las bestias.

Fuertes, e incluso durísimas, las declaraciones de Pedro tienen un objetivo práctico: desnudar a estos personajes que se presentan como conocedores, expertos, iniciados o maestros de materias de la cuales no saben nada, no tienen la menor idea de lo que hablan o enseñan.

El punto clave de la definición que hace Pedro es que son personas que hablan cosas que no entienden. El grave problema que tienen ellos y que transmiten a sus seguidores es que sus enseñanzas, si se les puede llamar así a lo que enseñan es que carecen de un sustento lógico, parte más bien de su ignorancia.

Y la ignorancia ha dejado testimonio de lo peligroso que resulta porque a falta de argumentos o razones la gente se deja llevar por las emociones y la emociones fácilmente conducen a las personas al fanatismo, semilla que ha provocado los más grandes y funestos crímenes en el nombre de Dios.

Si pensamos que Pedro exageró al llamarlos animales irracionales echemos un vistazo a la inqiuisición católica que en nombre de la religión condenó a millones de seres a la hoguera, envió a mujeres y hombres a un castigo inhumano que se convirtió en espectáculo la muerte cruel de seres humanos cuyo único pecado fue no ajustarse a falsas enseñanzas.

La irracionalidad nunca será parte de la vida cristiana. La vida en Cristo nos trae libertad, pero también nos da la posibilidad de usar la razón correctamente y no daña a nadie, pero los falsos maestros incurren en una actitud lamentable al deshacerse de la razón.

No se sorprendan: Los cristianos también se equivocan
Porque no atienden razones
A. Hablan cosas que no entienden
B. Parecen animales racionales

Algunas versiones traducen este texto de la siguiente manera:

Esos hombres son como los animales: no tienen entendimiento, viven sólo por instinto y nacen para que los atrapen y los maten. Hablan mal de cosas que no entienden; pero morirán de la misma manera que los animales. Dios Habla Hoy.

Esos falsos maestros son como animales irracionales que viven por instinto y nacen para ser atrapados y destruidos. Se burlan de lo que no entienden, e igual que animales serán destruidos. Nueva Traducción Viviente.

Estos maestros insultan lo que no entienden. Actúan sin pensar, como animales que nacen para ser atrapados y muertos, y terminarán como esos animales. Palabra de Dios para Todos.

Es claro que Pedro habla de animales irracionales para inscrutar la primer verdad sobre los falsos maestros sobre su incapacidad para sus enseñanzas.

A. Hablan de cosas que no entienden

Dios le otorgó al hombre el raciocinio o la razón. De hecho es lo que distingue al hombre de los animales. Los animales actúan por instinto, pero el hombre tiene la razón que le hace advertir el peligro y protegerse, que se le hace ver que su vida puede perderse y entonces huye o se salva guareciéndose en un lugar apropiado.

Dios dotó al hombre de esa capacidad para conocer su entorno y de ningún modo puede renunciar a pensar, reflexionar o razonar. Dios de ninguna manera quiere que las personas sean ignorantes o dejen de usar su mente para escudriñar lo que miran o lo que sucede a su alrededor.

Los falsos maestros incurren en el peor de las acciones que puede haber en este mundo: hablar de cosas que no entienden. Para enseñar correctamente o para vivir correctamente uno ha de usar correctamente el don de la razón que Dios nos ha dado a todos, el buen juicio es algo que se requiere y más en el estudio de la Biblia.

Cuando alguien renuncia a esta capacidad o necesidad está al borde o frente a un precipicio que lo puede llevar por caminos que Dios nunca diseñó para su vida, puede llegar incluso a situaciones en las que su vida peligre, pero sobre a circunstancias donde su alma se puede perder.

La frase no entienden que usa Pedro procede de la raíz griega “agnoeó” que simplemente significa sin conocimiento y que se puede traducir como ignorancia. Los falsos maestros tiene esa característica: parecen conocedores de lo que enseñan, pero en realidad son unos ignorantes.

B. Parecen animales irracionales

Pedro es durísimo con ellos al presentarlos como animales irracionales, pero es una forma de expresar su triste y lamentable condición porque al igual que esa clase de seres morirán atrapados en sus propias trampas porque no pueden razonar o no pueden ver que en realidad se están haciendo daños ellos mismos, y por supuesto a quienes los siguen.

Pedro dice que estos falsos maestros han nacido para presa y destrucción, algo sumamente inquietante porque su presencia, responde, entonces a un plan divino para mostrar la faciliadad con la que las personas se pueden desviar de las verdades bíblicas y creer que están bien.

Indígena zapoteco de la sierra norte de Oaxaca, México. Sirvo a Cristo en la ciudad de Oaxaca junto con mi familia. Estoy seguro que la única transformación posible es la que nace de los corazones que son tocados por Dios a través de su palabra.

Deja tu comentario