17.4 C
Oaxaca City
jueves, mayo 13, 2021
spot_img

Sin vergüenza porque seguimos al Dios verdadero

Dice la Biblia en Isaías 42:17 (NVI) 

Pero retrocederán llenos de vergüenza los que confían en los ídolos, los que dicen a las imágenes: “Ustedes son nuestros dioses”.

Los griegos y romanos designaron un dios para cada fenómeno natural, las culturas de Mesoamérica hicieron lo mismo, ¿por qué? Porque la necesidad de creer en algo está incrustada en las profundidades de todos los seres humanos. 

Y el lugar en el que ponemos nuestra confianza dice mucho de lo que hay en nuestro corazón. En este capítulo Jeremías hace un recuento de todas las bondades que el Señor derramará sobre quienes lo buscan: en el versículo 4 dice que no se cansarán ni desmayarán. 

Pero también reflexiona sobre las consecuencias de darle la espalda al Dios verdadero; de esta clase de personas el profeta dice muy claramente que serán llenos de vergüenza y hay que remarcar que no dice: serán avergonzados, sino llenos de vergüenza. Es decir, no atravesarán cualquier tipo de momento embarazoso, el bochorno será tal que los hará retroceder. 

Y es aquí donde cabe la pregunta más importante, la pregunta que definirá sin duda el rumbo de tu destino: ¿En dónde tienes puesta tu confianza? 

Toma un momento para reflexionar tu respuesta. 

Si tu confianza aún está puesta en tus capacidades, en el dinero o en las personas piensa que la advertencia es que todo ello hará que seas avergonzado. Y es que las capacidades se desvanecen, la comodidad económica también y las personas, bueno, las personas decepcionan. 

Dios no lo hace, Dios no cambia. Quizá para ti sea difícil creer en esto, sentir que está presente y que es digno de toda tu confianza, pero la virtud de Dios es que él, aunque es invisible, sigue siendo invencible.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

ÚLTIMAS ENTRADAS